Recitando al agua de mano de mujeres del Valle

Existe en el Valle del Jerte una comunidad de personas productoras y consumidoras de productos ecológicos que quiere contribuir a reflexionar e impulsar una transición agroecológica en su entorno. Se organizó en forma de asociación y la llamaron Tierra Sana.

Tierra Sana existe desde los 90, pero fue a partir de 2016 que estas personas se lanzaron a dinamizar la asociación, dotándola de contenido y actividades. Ana I. Sánchez y Ana B. Toribio son las dos representantes de Tierra Sana que participarán en esta segunda edición, concretamente en el diálogo poético “Recitando al agua”, el sábado, 11 de noviembre que comenzará a las 12.00 en Navaconcejo.

Como os contamos hace unos días, este año el agua es la invitada de honor. Por ello, queríamos saber cómo el agua ha marcado quiénes son estas dos mujeres. Para hablar de esa idea del agua como identidad nos cuentan que “partiendo de la afirmación sin discusión de que “el agua es vida”, Tierra Sana es una voz unánime que proclama la continuidad de la misma, tanto del medio como de los seres que lo ocupan y participan de él, la vida en armonía entre todos los elementos, entre los que fundamentalmente se encuentra el agua”.

De hecho, el compromiso de Tierra Sana es conservar la biodiversidad y los recursos naturales protegidos por las sierras del Valle, la experiencia cooperativa de agricultores y agricultoras, junto con la tradición en el cuidado del territorio. Estos tres elementos hacen del Valle del Jerte un referente para la agricultura ecológica en Extremadura y en el resto del país.

Para estas mujeres, activas y empoderadas, está claro que “el modelo actual no permite ver a medio-largo plazo que el incremento de cultivos sin raciocinio y el fomento del turismo de masas (las dos fuentes principales de economía de las que viven las personas del Valle del Jerte) suponen un derroche del agua que producen anualmente nuestras gargantas, arroyos y nuestro río Jerte. Ellos distribuyen, como si de un sistema circulatorio se tratara, el alimento y la vida en nuestro Valle”. Y por ello alertan que “el agua ha sido un recurso inagotable en nuestra comarca, pero no será así en el futuro más próximo. Este año hemos sido testigos de las repercusiones de la falta de lluvias, del abuso de este recurso finito, siendo el resultado la imposibilidad del uso de agua como bien de consumo humano, como ejemplo más grave”.

Las respuestas no son fáciles ante preguntas como ¿qué podemos hacer para no caer en la idea errónea de que las lluvias volverán? ¿Cómo debemos actuar para que no se agote la vida, el agua en el Valle? Ciertamente cambiar el modelo social actual nos ayudaría y eso sólo lo vamos a conseguir si todas las personas trabajamos juntas en una misma dirección: la educación es la clave.

Estas dos Anas, poderosas y vivaces como el agua de la que hablan emocionadas y preocupadas, harán una puesta en escena el sábado que nos sorprenderá. No es fácil recitarle al agua, así que andan ultimando detalles, aunque aseguran que no faltará la improvisación. Como educadoras ambientales que desarrollan el proyecto Verdeduca, ambas saben que hay que ir más allá de la exposición magistral cuando lo que se persigue es emocionar y llegar a quien escucha. De seguro habrá algún recurso teatral y no faltarán versos. De hecho, el objetivo es poder seguir contribuyendo, desde la educación y la concienciación, a que esa transición agroecológica se realice de la manera más justa y equitativa para todas las personas del Valle y más allá.

El agua será el hilo central de este diálogo poético que también incluirá una presentación de Tierra Sana. No en vano, la asociación incluye el agua entre sus objetivos principales de cultivar e innovar desde técnicas de agricultura ecológica, rescatar saberes tradicionales para el manejo de las fincas, cuidar el suelo y gestionar de forma sostenible el agua, los montes y el paisaje.


Esperamos que vengas a sumarte a este caudaloso diálogo entre poetas, agricultoras y educadoras para dejarnos arrastrar, una vez más, por la Poesía y la Vida. 

Comentarios

Google+ Followers

Seguidores